EntretenimientoLocal

Comienza el Ciclo 4 con Elis Paprika y Silverio

Elis Paprika

Elis Paprika es el pseudónimo con el que Elizabeth Nogues se ha ganado un lugar en los oídos de los roqueros mexicanos desde el arranque de su carrera en 2004. Tras algunos pasos en falso entre 2002 y 2004 –que incluyeron a The Paprikas-, Elis logró armar su proyecto definitivo en su natal Guadalajara acompañada por Luke Castillo, Richo Acosta, Chumino y Chicho, ex baterista de la banda Plástiko. El ascenso de la banda fue rápido y contundente. Durante diez años se mantuvieron activos desenrollando sobre el escenario un rock fresco y de aires noventeros. Para celebrar aquellos diez años, Elis Paprika se regeneró. Su sencillo “Now Girls Rule!” fue una especie de manifiesto, pues anunciaba que, a partir de ese momento, la banda estaría conformada predominantemente por mujeres. Enrolados en los festejos, Elis Paprika & the Black Pilgrims lograron pisar China por vez primera en una gira que, además, sirvió como preámbulo al lanzamiento de su más reciente álbum, Black & White.


::::: AJ Dávila :::::

Dávila 666 es uno de los proyectos insignes del punk rock contemporáneo en Puerto Rico y AJ Dávila uno de sus genios creativos más relevantes. Pero el tiempo pasa y hay que dar vuelta a las páginas. Tras una serie de desencuentros con la que fuera su banda, AJ comenzó a trabajar duro en su proyecto solista al que bautizó como AJ Dávila y Terror Amor. Esta nueva etapa ha permitido a AJ explorar nuevos universos sonoros que si bien no se alejan del todo de la distorsión del punk, se deleitan en su plasticidad. Radicando en México, AJ Dávila no sólo ha encontrado motivos para seguir tocando, sino que se integró a las filas de un sello que está dando mucho de qué hablar: Panoram, cuyas cabezas no son otras que los músicos de Zoé. Con su nueva casa disquera, AJ Dávila se encuentra presentando su álbum debut como solista El futuro.

 

“Su Majestad Imperial Silverio”, es conocido y temido por llevar al público a una insana o saludable catarsis -depende del cristal con que se mire-, en donde caben pocos límites. Sus conciertos son una invitación directa a vivir un desenfrene total, una experiencia liberadora.
¿Su fórmula? Sonidos electrónicos de influencia industrial y techno a la usanza punk berlinesa acompañados de una especie de performance en vivo altamente frenético.

Comments

comments

Show More
error: Pide permiso [email protected] de compartir esta información.
Close
%d bloggers like this: